Las infraestructuras del poder femenino en Catalunya I: la reflexión
Las infraestructuras del poder femenino en Catalunya I: la reflexión
19 abril, 2018
Women Business
1st Women Business & Justice European Forum
24 mayo, 2018

Empresaria: invierta en humor

Empresaria: invierta en humor

Empresaria: invierta en humor

Y usted, ¿cómo resiste, señora empresaria?

Un toque de humor con Isabel Francescritora y cómica de la pluma. 

“Las mujeres han usado el humor como estrategia de transgresión,  mecanismo de defensa, arma de resistencia y empoderamiento; para establecer y estrechar lazos afectivos, jugar con las normas, desafiar al patriarcado, romper estereotipos…”(Las Humoristas. Editorial Icaria

Mi amiga Susi me contaba sus dificultades para prosperar en la empresa. Cuando optó a un puesto de directiva se las tuvo que ver con la junta de accionistas que daba más valor a su talla de sujetador que a su capacidad gestora. No consiguió el cargo ni por su inapelable currículum ni recurriendo a un curso de empoderamiento, que le sirvió mucho para no deprimirse y seguir adelante.

A los pocos años, se vio en la cruel disyuntiva de elegir entre carrera profesional o familiar: ¡estaba embarazada! Su marido se negó a pedir la baja de paternidad aludiendo a su enorme responsabilidad (él llegó a directivo de forma más meteórica), su apretada agenda y el pudor de explicar a sus compañeros lo mañoso que era cambiando pañales. Sin embargo, ella jamás ha pronunciado la frase: “Manolo lleva tú el coche al taller que yo llevo el niño al pediatra”.

Tuvo el crío y se le multiplicó la faena, porque seguía haciendo un 30% más de tareas en el hogar (el otro 70% lo hace la asistenta) y como estaba de crianza, se le escapó el puesto de directiva frente a un compañero más joven, dinámico y soltero; lo de tener menos experiencia no fue relevante.

Susi, que es de carácter positivo y optimista, pensó que en cuanto el crío se independizara conseguiría el cargo, pero el crio va avanzando en edad sin posibilidad de abandonar el nido (tanto por los desorbitados alquileres como por la dificultad para encontrar trabajo) y, de todas formas, en el único intento que hizo cuando era estudiante, seguía comiendo en casa de mamá y llevándole la ropa para lavar.

De la brecha salarial Susi nunca ha tenido tiempo ni oportunidad de quejarse.

Hoy ha decidido invertir en humor. Sabe que es la forma más rentable de emplear su energía cara a una salud mental, física y emocional insuperables. Ha descubierto, además, lo poco valoradas que están las mujeres en ese terreno. De hecho (discúlpenme el autobombo) le regalé el libro Las HumoristAs. Ensayo poco serio sobre mujeres y humor, para que apreciara la tremenda invisibilidad que arrastramos en la creación humorística a lo largo de la historia.

Ahora combate niño, marido, empresa e informativos con altas dosis de ironía y eso, no solo le aporta resultados muy saludables, además, retroalimenta su autoestima. Hasta se plantea montar su propia empresa; de risoterapia, por supuesto.

¿Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia y usted, lectora que se siente identificada, es la excepción? No se amedrente, le aseguro que resistir con humor es un ejercicio que las mujeres hemos hecho durante toda nuestra existencia, muchas veces en privado (como algunos políticos cuando hablan lenguas minoritarias) y siempre nos ha dado resultado. Invierta en humor.

Puedes seguir el humor de Isabel Franc a través de sus redes sociales:

Twitter: @franclvg

Facebook: Isabel Franc

Las Humoristas 

Empresaria: invierta en humor